Seguidores

Visita mi tienda

viernes, 11 de agosto de 2017

Reciclando tazas

Me encantan las tazas, colecciono tazas de porcelana desde hace años.
A veces llegan a la tienda piezas de loza o cerámica muy bonitas, pero con algún desperfecto y me da mucha pena tirarlas.

Este es el caso de estas cuatro de San Claudio.
.




Están deterioradas y no se pueden vender, pero se me ocurrió darles una nueva vida. Son el típico modelo de flores y frutas, todo un clásico, y un modelo ideal para la decoración de una casa de campo











Son tazas muy grandes para colocar con mi colección en la vitrina, así que se me ocurrió colocarlas en la cocina, cerca de la ventana....











Un ratito libre, un poco de tierra, unos esquejes enraizados de unas crasas y ¡ya está!

Preciosas tazas convertidas en macetas. Las crasas son muy adecuadas para este tipo de recipiente porque no necesitan mucha agua, con lo cual el riesgo de encharcamiento es mínimo.










¿Qué os parece?¡Tirarlas hubiera sido una pena!
En la estantería rosa lucen muy bien.







A mí me encanta como han quedado.

Con este mini proyecto participo en el  Viernes Handmade de Little Kimono y el Finde Frugal de Marcela Cavaglieri.

¡Hasta pronto!

miércoles, 9 de agosto de 2017

Siempre me han gustado los faros, tan de moda ahora.
Mi marido es de Oviñana, un precioso pueblo costero situado en el Cabo Vidio, con un faro estupendo.

Hoy en día está automatizado, pero hasta hace pocos años vivía allí un farero que controlaba la luz y la sirena del faro.

Mi marido conoce mi amor por los faros y me regaló este con luces el día de nuestro aniversario.











Este fin de semana tuvimos que ir a Ribadeo a trabajar y como no todo es trabajo, a la vuelta me llevó a ver dos de los faros que encontramos el de Ortiguera y el de Busto.

El faro de Ortiguera es espectacular, situado en el Cabo de San Agustín, fue construido en 1973 y mide 20 metros de altura, 80 si medimos desde el mar.
Es el típico faro que todos imaginamos, una construcción con forma de torre, pintado a rayas y con linterna en la parte superior. 






A su lado podemos ver la antigua baliza de 1945. A pesar de su pequeño tamaño el alcance de su luz era de 10 millas marinas.






A pesar de no ser demasiado antigua, tiene un cierto aire medieval.
¿Os imagináis cuántas vidas habrá salvado?







También podemos disfrutar de la antigua caseta de prácticos y patrones con el típico tejado de pizarra del occidente asturiano.






O la hermosa ermita de San Agustín.




A pocos kilómetros nos paramos en el Faro Busto, situado en el cabo del mismo nombre.
Es totalmente distinto al anterior, el edificio del faro y la vivienda del farero están unidas, por lo que no se ve la típica imagen de faro alto.
Es un lugar hermoso, cuidado y limpio, por el que da gusto pasear.









A pesar del mal tiempo que tuvimos, la belleza del paisaje es indiscutible, no pude hacer fotos de la costa y el mar porque estaba tan nublado que apenas se veía algo.



Sea cual sea el clima, es un lugar totalmente recomendable para visitar, tranquilo y muy especial, tanto por sus vistas como por lo cuidado que está.




Si visitáis Asturias y tenéis tiempo,  los faros asturianos son dignos de ver.
Guardianes de nuestras costas y nuestros marineros.


Espero que os guste el paseo de hoy.

¡Hasta pronto!









martes, 1 de agosto de 2017

Primer día de Agosto

"Primer día de Agosto, primer día de invierno"
Eso dice mi suegra y hoy así lo parecía.









Hoy por la mañana, cuando salí a pasear, llovía y no parecía que estuviésemos en agosto.





 


Este era el aspecto del Parque San Francisco, a pesar del mal tiempo, precioso. No me canso de ir a pasear por él.
Me encantan los jardines, con todas las variedades de flores: rudbeckias, hortensias, iris, henerocalis,...






Varias fuentes alegran con su sonido los rincones y refrescan el ambiente.






Esta es la Fuente del Caracol, quizás una de las más emblemáticas de Oviedo. El caracol de la parte superior ha visto infinidad de generaciones beber de los tres chorros de agua fresca.





Otro de mis lugares favoritos en el parque es el Estanque de los Patos, habitado por distintas clases de patos, cisnes, pavos reales (símbolo inequívoco de Oviedo)  y tortugas.





¿qué os ha parecido el paseo?
Muchas gracias por acompañarme, a las que estéis de vacaciones ¡disfrutadlas! a las que, como yo, tengáis que trabajar, llevadlo lo mejor posible.
Y para todas, un abrazo enorme.

¡Hasta la próxima!