Seguidores

Visita mi tienda

viernes, 18 de agosto de 2017

Funda de cojín exprés

Esta mini semana (comencé el miércoles) tuve poco tiempo libre.
No se puede hacer en tres días lo que normalmente realzamos en cinco, pero descansar también es importante.
Así que a la vuelta del puente mis proyectos van un poco lentos.

Uno de los que pude terminar es una sencilla funda de cojín con sólo dos costuras, sin cremallera, ni botones, ni nada de nada.







La realización es sencillísima, medimos el cojín para el que estamos haciendo la funda y cortamos un rectángula con unos 15 cm. más de la medida exacta en uno de los sentido y en el otro sentido un para de centímetros extra para las costuras.









Doblamos la tela de manera que la unión quede en el centro de uno de los lados, doblamos para hacer dobladillo, sujetamos con alfileres, una pasada por la máquina de coser y en unos 10 minutos ¡funda de cojín nueva!







Yo seguí estas explicaciones que encontré en Pinterest https://es.pinterest.com/pin/454230312408325823/












Es muy fácil y el resultado, inmediato.

¿Qué os parece?

Aquí colocado en "mi trono rosa", nombre que da mi hijo a mi butaca de terciopelo.








Con esta entrada participo en el Viernes Handmade de Little Kimono  y el Finde Frugal de Marcela Cavaglieri.


viernes, 11 de agosto de 2017

Reciclando tazas

Me encantan las tazas, colecciono tazas de porcelana desde hace años.
A veces llegan a la tienda piezas de loza o cerámica muy bonitas, pero con algún desperfecto y me da mucha pena tirarlas.

Este es el caso de estas cuatro de San Claudio.
.




Están deterioradas y no se pueden vender, pero se me ocurrió darles una nueva vida. Son el típico modelo de flores y frutas, todo un clásico, y un modelo ideal para la decoración de una casa de campo











Son tazas muy grandes para colocar con mi colección en la vitrina, así que se me ocurrió colocarlas en la cocina, cerca de la ventana....











Un ratito libre, un poco de tierra, unos esquejes enraizados de unas crasas y ¡ya está!

Preciosas tazas convertidas en macetas. Las crasas son muy adecuadas para este tipo de recipiente porque no necesitan mucha agua, con lo cual el riesgo de encharcamiento es mínimo.










¿Qué os parece?¡Tirarlas hubiera sido una pena!
En la estantería rosa lucen muy bien.







A mí me encanta como han quedado.

Con este mini proyecto participo en el  Viernes Handmade de Little Kimono y el Finde Frugal de Marcela Cavaglieri.

¡Hasta pronto!

miércoles, 9 de agosto de 2017

Siempre me han gustado los faros, tan de moda ahora.
Mi marido es de Oviñana, un precioso pueblo costero situado en el Cabo Vidio, con un faro estupendo.

Hoy en día está automatizado, pero hasta hace pocos años vivía allí un farero que controlaba la luz y la sirena del faro.

Mi marido conoce mi amor por los faros y me regaló este con luces el día de nuestro aniversario.











Este fin de semana tuvimos que ir a Ribadeo a trabajar y como no todo es trabajo, a la vuelta me llevó a ver dos de los faros que encontramos el de Ortiguera y el de Busto.

El faro de Ortiguera es espectacular, situado en el Cabo de San Agustín, fue construido en 1973 y mide 20 metros de altura, 80 si medimos desde el mar.
Es el típico faro que todos imaginamos, una construcción con forma de torre, pintado a rayas y con linterna en la parte superior. 






A su lado podemos ver la antigua baliza de 1945. A pesar de su pequeño tamaño el alcance de su luz era de 10 millas marinas.






A pesar de no ser demasiado antigua, tiene un cierto aire medieval.
¿Os imagináis cuántas vidas habrá salvado?







También podemos disfrutar de la antigua caseta de prácticos y patrones con el típico tejado de pizarra del occidente asturiano.






O la hermosa ermita de San Agustín.




A pocos kilómetros nos paramos en el Faro Busto, situado en el cabo del mismo nombre.
Es totalmente distinto al anterior, el edificio del faro y la vivienda del farero están unidas, por lo que no se ve la típica imagen de faro alto.
Es un lugar hermoso, cuidado y limpio, por el que da gusto pasear.









A pesar del mal tiempo que tuvimos, la belleza del paisaje es indiscutible, no pude hacer fotos de la costa y el mar porque estaba tan nublado que apenas se veía algo.



Sea cual sea el clima, es un lugar totalmente recomendable para visitar, tranquilo y muy especial, tanto por sus vistas como por lo cuidado que está.




Si visitáis Asturias y tenéis tiempo,  los faros asturianos son dignos de ver.
Guardianes de nuestras costas y nuestros marineros.


Espero que os guste el paseo de hoy.

¡Hasta pronto!









martes, 1 de agosto de 2017

Primer día de Agosto

"Primer día de Agosto, primer día de invierno"
Eso dice mi suegra y hoy así lo parecía.









Hoy por la mañana, cuando salí a pasear, llovía y no parecía que estuviésemos en agosto.





 


Este era el aspecto del Parque San Francisco, a pesar del mal tiempo, precioso. No me canso de ir a pasear por él.
Me encantan los jardines, con todas las variedades de flores: rudbeckias, hortensias, iris, henerocalis,...






Varias fuentes alegran con su sonido los rincones y refrescan el ambiente.






Esta es la Fuente del Caracol, quizás una de las más emblemáticas de Oviedo. El caracol de la parte superior ha visto infinidad de generaciones beber de los tres chorros de agua fresca.





Otro de mis lugares favoritos en el parque es el Estanque de los Patos, habitado por distintas clases de patos, cisnes, pavos reales (símbolo inequívoco de Oviedo)  y tortugas.





¿qué os ha parecido el paseo?
Muchas gracias por acompañarme, a las que estéis de vacaciones ¡disfrutadlas! a las que, como yo, tengáis que trabajar, llevadlo lo mejor posible.
Y para todas, un abrazo enorme.

¡Hasta la próxima!





viernes, 28 de julio de 2017

Mesa limpia

Soy una maniática de la limpieza, no soporto las manchas, el polvo,...¡a veces soy insoportable con ese tema!

Mis dos hombretones, mi marido y mi hijo, ya me conocen así que limpian, ordenan y mantienen la casa mientras yo trabajo.
Pero el tema de los manteles es un mundo aparte, siempre ocurre algún "accidente" y me toca frotar los manteles para que no queden restos.

¡¡Decidí que el frotar se va a acabar!!

Tenía estos cuatro manteles individuales de vinilo, tres iguales y otro distinto, y pensé que podía tunearlos y convertirlos en mantelillos para poder comer y cenar sin correr riesgos.




Lisos y blancos ¡ para hacer lo que quisiera!

Como me encantan las rosas pensé que las que me habían sobrado de la servilleta que usé para el recipiente para tijeras  serían ideales.

No quería todos los manteles iguales, así que fui colocando según se me iba ocurriendo, lo pegué con cola blanca y una vez seco di una mano de Mod Podge para proteger.
















¡Me gusta mucho el resultado! sobre mi nuevo mantel lucen mucho, tenemos uno para cada uno y otro para botellas y otros utensilios de mesa.
Son fáciles de limpiar y bonitos
¿qué más se puede pedir?



























Con esta entrada participo en el Finde Frugal de Marcela Cavaglieri  y el Viernes Handmade de Little Kimono

martes, 25 de julio de 2017

Un lavado de cara

Mi cocina de Oviedo no es demasiado grande y tiene una forma un poco rara, así que aprovechar bien el espacio es fundamental.
A principios de año os hablaba de mi intención de hacer cambios, aquí lo podéis ver, y ya estoy empezando, poco a poco.
No tengo mucho tiempo libre por semana y los fines de semana nos vamos al pueblo, así que voy haciendo las cosas a ratitos.

Somos tres, así que no necesitamos una mesa demasiado grande. La que tenía me tomaba mucho espacio, así que decidí cambiarla.
Siempre me han gustado las mesas de alas, la anterior era así.




Hace unas semanas un amigo que se dedica a hacer mudanzas me llamó y me dijo que tenía un regalo para mí.
Era una mesa redonda de alas, necesitaba trabajo, pero el resultado podría ser estupendo.
Me la llevé para el pueblo, limpié la mesa entera porque estaba muy sucia.

Lijé la parte superior con mucho cuidado y descubrí que la madera era de dos colores, la traté con una mezcla de aceite y nogalina para mantener el color, proteger y no añadir brillo.







El pie lo pintó mi hermana pequeña con spray de blanco roto (lo hizo ella porque a mí el spray me da alergia).
Las sillas son recuperadas de la basura, dos pintadas en rosa y otra en blanco, el taburete está sin pintar, irá también el blanco y aún estoy con las fundas de los asientos.




De momento estos son los pequeños avances en la cocina, voy despacito, pero poco a poco iré transformándola en lo que yo quiero. 

De momento ¿qué os parece? 


Por cierto.
Gracias a una sugerencia de Julia  y Yenia, del blog Retro y con encanto he aumentado el tamaño de las letras y las fotos para que la lectura sea más cómoda.
¡Muchas gracias por vuestra ayuda, chicas!




viernes, 21 de julio de 2017

¡¡¡¡Por fin!!!

Hace  tiempo os mostré el cierre del estanque, aquí lo podéis ver.
Comentaba que me faltaba la puerta.
Las hay ya hechas a la venta, pero yo quería algo especial, con un ancho específico.
Como yo sola no podía, pedí ayuda a mis hermanas y enseguida surgieron ideas.




Con unas cuantas tablas de revestimiento machi hembrado y un poco de imaginación se pueden lograr cosas maravillosas.


 


La estrctura es muy sencilla y está reforzada con unos cuantos listones horizontales para evitar "visitas indeseadas" dentro del estanque.




El toque romántico lo aporta un corazón con el interior de color rosa ( detalle especial de mis hermanas hacia mí).












Como se puede ver el resultado es una preciosidad y su coste en materiales, mínimo.







El estanque y el jardín trasero son mis rincones favoritos.





¿A vosotras qué os parece'


Con esta entrada participo en el Finde Frugal de Marcela Cavaglieri  y el Viernes Handmade de Little Kimono